martes, 14 de febrero de 2012

Los comunistas de Castilla-La Mancha en la manifestación contra los recortes

El pasado sábado 11 de febrero miles de castellano-manchegos se echaron a las calles de Toledo en defensa de los servicios públicos y en contra de los recortes. Unas 25.000 personas acudieron a la manifestación convocada por los sindicatos CCOO, UGT y la Intersindical para rechazar el nuevo “Plan de Medidas complementarias al plan de garantía de los servicios sociales básicos” aprobado por el ejecutivo regional actualmente encabezado por María Dolores de Cospedal.



Dicho plan prevé entre otras cosas el despido de miles de trabajadores de los servicios públicos, el recorte salarial para los empleados públicos de hasta un 3 por ciento y el aumento de la jornada laboral semanal de 35 a 37,5 horas. Dichas medidas suponen un grave ataque contra los derechos de los trabajadores públicos y un peligroso deterioro de los servicios públicos esenciales tales como educación y sanidad. Es el claro síntoma de cómo el capitalismo en medio de una crisis estructural necesita salir del agujero dilapidando conquistas históricas de la clase obrera en materia de derechos sociales y laborales y busca desesperadamente una nueva cuota de mercado en la privatización y progresiva mercantilización de servicios públicos.

La manifestación trascurrió sin incidentes desde su punto de origen en la Plaza de Toros de Toledo hasta su lugar de destino en la plaza del Ayuntamiento donde terminó la convocatoria con la lectura de un manifiesto conjunto de las organizaciones sindicales convocantes. Se sumaron a la manifestación las Plataformas en defensa de los servicios públicos de Toledo, Ciudad Real y Albacete, los colectivos estudiantes de Ciudad Real, Toledo, Albacete, Cuenca y Talavera de la Reina, así como numerosas fuerzas políticas y organizaciones sindicales.


Por otra parte el Partido Comunista de los Pueblos de España (PCPE) y los Colectivos de Jóvenes comunistas participó en la manifestación con la formación de un nutrido Bloque comunista que demostró un alto grado de combatividad. Entre las consignas lanzadas desde dicho bloque como “vivas” a la lucha de la clase obrera y lemas en contra de la cúpula sindical traidora y a favor de la convocatoria de una huelga general, y la construcción del socialismo como forma de superar la crisis capitalista. En la pasada jornada el PCPE y los CJC demostraron su disposición permanente a luchar por los intereses de la clase obrera y su posición de que frente a los ataques del gobierno del capital y la patronal no hay más camino que la lucha.

¡Todo para la clase obrera!


video